La Guardia Civil del Puesto de Montellano (Sevilla) ha procedido el día 26 de septiembre al desalojo de un local de ocio en una calle de esta localidad sevillana al existir una concentración de 45 personas en su interior sin respetar las medidas para evitar la propagación del coronavirus.

En un comunicado, la Guardia Civil detalla que ante la situación de emergencia sanitaria por la Covid-19, «con la consiguiente preocupación y sensibilización por parte de la población de Montellano«, se ha recibido un aviso de que en el interior de un bar se podría estar celebrando una concentración de personas sin respetar las medidas de prevención obligatorias.

Una vez en el lugar, los agentes tanto de Guardia Civil como de Policía local, han podido constatar que el local tenía las persianas bajadas, «en un intento sospechoso de ocultar lo que estaba ocurriendo en el interior».

Una vez en el interior, la Guardia Civil señala que ha comprobado la presencia de 45 personas, menores y mayores de edad, que estaban consumiendo bebidas, tanto en la barra del establecimiento de Montellano, como ocupando la zona central del local usada como pista de baile, sin mascarillas y sin respetar la distancia social pertinente.

En este sentido, los agentes han identificado y denunciado a varias personas, además de al regente del local, por incumplir las medidas de prevención de contagios por Covid-19 vigentes.

Botellones en Sevilla

Un operativo conjunto de Policía Local y Policía Nacional desalojó en la madrugada del 13 de septiembre a unas 300 personas que se concentraban en el entorno del Mercado de Las Candelarias, consumían bebidas en la vía pública e incumplían las medidas de seguridad decretadas para frenar el coronavirus, según informa Emergencias Sevilla en sus redes sociales.

Por otra parte, la Policía Local ha desalojado y precintado un bar en la zona de Nervión donde celebraban un cumpleaños, incumpliendo las medidas relacionadas con la Covid-19, y además, «no presentó licencia de apertura».

El establecimiento se hallaba «con las persianas metálicas cerradas, fuera del horario permitido e incumplía las medidas de seguridad».

No ha sido la única concentración disuelta este fin de semana. En la madrugada del sábado, la Policía Local impidió varios intentos de botellones, la primera de ellas, en los aparcamientos de Palmas Altas, donde se dieron cita unos 500, convocados a través de redes sociales.

La actuación policial también impidió concentraciones en Bermejales y Heliópolis, dónde se formularon 203 denuncias por esos motivos y por no llevar mascarillas.

Los agentes también intervinieron esa noche en la calle Radio Sevilla, Parque de Miraflores y Alameda de Hércules. Además, desalojaron a unas 200 personas que se congregaban en la explanada de Alfredo Kraus, junto al Metro.