Elaine Thompson es una británica que hace 25 años la suerte le sonrió de lleno y una lluvia de millones entró en su cuenta bancaria. Esta mujer, que actualmente tiene 64 años, ganó en la lotería la friolera de 2,7 millones de libras (más tres millones de euros).

Con esta generosa cuantía en su cuenta, todos podríamos pensar que Elaine se retiró o que comenzó a vivir la vida de forma algo diferente, pero no es así. La mujer se encuentra trabajando en el mismo sitio que cuando recibió el golpe de suerte: reponiendo productos en los estantes de un supermercado en Killingworth (Inglaterra).

Elaine se levanta todos los días a medianoche para comenzar su turno de trabajo entorno a las dos de la madrugada, según señalan los medios británicos. Además, esta mujer no perdió las ganas de trabajar ni durante la cuarentena provocada por el coronavirus.

«Un par de veces, durante el encierro, fue realmente difícil. Conducía al trabajo pensando: ‘¿Qué estoy haciendo?’. Pero seguí trabajando hasta el final», admite.

Elaine: «Es importante que los niños te vean trabajando duro»

Pese a que muchos dejarían de trabajar incluso con algún millón menos en su cuenta, esta millonaria mujer tiene claro que «es importante que los niños te vean trabajando duro y entiendan que no obtenemos nada en la vida sin trabajar».

Con este ejemplo, Elaine pretende dar ejemplo a sus hijos Gary y Karen, que en 1995, tan solo tenían cinco y diez años de edad. Gracias a este dinero, ambos hijos pudieron disfrutar de buenos estudios y comprarles una casa. Además, ella y su marido invirtieron algún dinero en viajar y comprarse un coche nuevo.

A pesar de tener 64 años, no piensa en jubilarse todavía. «La semana que viene cumpliré 65 años, pero aún no estoy preparada para jubilarme», cuenta la millonaria más trabajadora de todo Reino Unido.