La Guardia Civil ha detenido por supuesto tráfico de drogas a un vecino de Alicante de 50 años que conducía una furgoneta que fue interceptada en un control de carretera en la A-92, en término municipal de Guadix (Granada), con casi 23 kilos de marihuana.

Según ha informado en una nota la Guardia Civil, esta operación se enmarca en el conocido plan Telos, que está desarrollando en el Campo de Gibraltar y su zona de influencia para combatir el narcotráfico procedente del norte de África.

La intervención tuvo lugar sobre las 16,00 horas del pasado 31 de agosto en la A-92, a la altura del kilómetro 292, en el término municipal de Guadix.

Agentes de la Guardia Civil de esta localidad estaban realizando un control preventivo de tráfico de droga e interceptaron una furgoneta que viajaba dirección Almería.

Al identificar al conductor, los agentes observaron que estaba «muy nervioso», a la vez que notaron «un fuerte olor a marihuana» dentro del vehículo, por lo que le pidieron que bajara y abriera la zona de carga de la furgoneta para registrarla.

Al abrir la puerta, los guardias civiles encontraron un saco que contenía tres bolsas de plástico con 22,6 kilos de marihuana envasada al vacío.

El detenido, con antecedentes policiales por hechos similares, fue trasladado junto con la droga y la furgoneta intervenidas hasta el acuartelamiento de Guadix para que el equipo territorial de Policía Judicial instruyera diligencias.