El paro registrado por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en la provincia gaditana ha subido un 0,4% durante el mes de agosto, lo que en términos absolutos supone 741 personas desempleadas más. De esta manera, el total de personas paradas registradas en Cádiz por las oficinas de Empleo asciende hasta las 166.689 personas.

La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo señala que nos encontramos de nuevo ante otra evolución del mercado de trabajo marcada por la excepcional situación económica que estamos viviendo, a raíz del estado de alarma y el impacto de la pandemia en la economía.

Por sectores de la actividad económica, agosto deja descensos en la agricultura de la provincia de Cádiz, que registra 317 personas paradas menos que en julio. En el resto de sectores, el desempleo se incrementa, especialmente entre el grupo de personas sin empleo anterior a su inscripción en el SAE (735 personas desempleadas más que el mes anterior) y en la construcción (+273).

32.867 parados más que hace un año

En cuanto al perfil de las personas demandantes, la subida del paro del último mes se reparte equitativamente entre géneros y por tramos de edad en números absolutos. Porcentualmente, en donde se deja sentir más el incremento del desempleo de agosto es entre las personas –incluyendo ambos géneros- menores de 25 años, que cierran el mes con un 1,7% más de paro que el que este mismo colectivo tenía en julio. En el caso de los mayores de 44 años, y en el de las personas de entre 25-44 años, el desempleo crece un 0,3% comparativo en ambas franjas.

A nivel interanual, el paro registrado de este agosto cuenta con 32.867 personas desempleadas más en Cádiz que hace 12 meses. Este crecimiento impacta especialmente entre los hombres (grupo en el que el desempleo sube un 28,1%); y entre las personas menores de 25 años –ambos géneros-, donde crece un 52,5%. Por sectores económicos, el grueso de esta subida interanual se concentra en el sector servicios, con 22.496 desempleados más que hace un año, lo que supone, prácticamente, 7 de cada 10 nuevas personas paradas en estos 12 meses.

Casi 6.000 personas afiliadas más que en julio

Las personas trabajadoras afiliadas a la Seguridad Social aumentan en Cádiz en 5.957 personas más respecto a la cifra del mes de julio, según la afiliación media del mes medida por esta estadística del Ministerio de Trabajo y Economía Social. El crecimiento de la afiliación se produce, sobre todo, en la hostelería (con más de un 42% de este aumento); seguida de las actividades sanitarias y servicios sociales (28% de la subida); y del comercio (11,8% del crecimiento del último mes).

Cabe recordar que la afiliación comparada de manera interanual (agosto de 2020 en relación a agosto de 2019) sigue siendo negativa por sexto mes consecutivo, con 11.668 personas afiliadas menos que en agosto del año pasado.

Valoración de la Junta de Andalucía: licitación de FPE, entre otras medidas

Para la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, los datos conocidos este miércoles muestran que aún no se está contrarrestando la fuerte destrucción de empleo que se inició en el mes de marzo. A este respecto, el Gobierno andaluz considera que los próximos meses van a ser cruciales y por eso el Gobierno de la Junta apuesta por sumar esfuerzos y propiciar el consenso para afrontar los desafíos derivados del Covid-19.

En este sentido, el delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta en Cádiz, Alberto Cremades, destaca que se acaba de conocer la publicación esta semana de dos procesos de licitación para impartir cursos de Formación Profesional para el Empleo (FPE), con un gasto público de 1,5 millones de euros en el caso de la provincia gaditana para la realización de 106 cursos destinados a más de 1.500 alumnos.

Cremades también ha insistido en solicitar al Gobierno central que, en línea con la reivindicación de las principales asociaciones de autónomos y la Confederación de Empresarios de Andalucía, los ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) se prolonguen hasta el 1 de abril de 2021. La Junta pretende con esta medida paliar el impacto económico de la crisis en el turismo y la hostelería.