Un nuevo estudio ha determinado que los protectores faciales de plástico transparente y las mascarillas con válvulas son ineficaces contra la propagación del Covid-19, según una investigación publicada por la revista ‘Physics of fluids’.

Esta investigación mostró que los protectores faciales pueden llegar a bloquear el movimiento inicial de la tos o estornudo, pero no las gotas expulsadas que se quedan moviéndose alrededor de la visera. Estas pueden extenderse sobre un área bastante grande, dependiendo de las perturbaciones ambientales leves existentes.

Algo parecido pasa con las máscaras con válvulas de exhalación. Estas dejan pasar una gran cantidad de gotas que pasan a través de la válvula sin filtrar, lo que la hace ineficaz ante el coronavirus.

«A medida que los estudiantes regresan a las escuelas y universidades, algunos se han preguntado si es mejor usar protectores faciales, ya que son más cómodos y fáciles de usar durante períodos de tiempo más largos», señala Siddhartha Verma, uno de los autores del estudio.

Para frenar el coronavirus, preferible mascarillas quirúrgicas 

Los investigadores de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Computación de la Florida Atlantic University, en Estados Unidos, utilizaron una cabeza de maniquí hueca y simularon toser o estornudar con un impulso de presión de una bomba manual.

Se expulsaron trazadores compuestos de gotas de agua destilada y glicerina a través de la abertura de la boca, y láminas de láser visualizaron el desarrollo espacial y temporal del flujo expulsado.

«Nos concentramos en las gotas más pequeñas, ya que pueden permanecer suspendidas durante mucho tiempo y pueden contener suficientes partículas de virus para transmitir COVID-19», explica Verma.

La investigación sugiere que para minimizar la propagación de coronavirus en la comunidad, puede ser preferible usar máscaras quirúrgicas o de tela de alta calidad que sean de un diseño sencillo en lugar de protectores faciales y máscaras equipadas con válvulas de exhalación.

«Incluso las mejores máscaras tienen algún grado de fuga. Por ello es importante mantener la distancia física mientras se las usa para mitigar la transmisión», recuerda Verma.