Muere el primer perro que dio positivo en coronavirus tras meses luchando

Buddy, perro de la raza pastor alemán de 7 años de edad, ha fallecido tras enfermar gravemente de coronavirus

Tras una intensa lucha, muere el primer perro confirmado con coronavirus, un pastor alemán de Nueva York, Estados Unidos.

perro buddy pastor aleman positivo coronavirus
Allison Mahoney sostiene una fotografía de su pastor alemán de siete años, Buddy, en su casa en Staten Island, Nueva York

Robert y Allison Mahoney, de Staten Island, manifestaron a National Geographic que su mascota, Buddy, de 7 años, desarrolló problemas respiratorios a mediados de abril después de que su dueño, Robert, estuviera enfermo varias semanas de coronavirus. Un veterinario hizo en mayo una prueba a Buddy, que dio positivo al virus.

Allison ha comentado que «a Buddy le gustaban las cosas de PERROS: correr por los aspersores, dar largos paseos en auto, nadar en el lago. Se enfureció cuando lo vistieron como un conejito para Halloween. Era el hermano mayor protector de Duke, de 10 meses, el otro pastor alemán de la familia. Amaba a todos. Estuvo a la altura de su nombre».

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos informó en junio que un pastor alemán en el estado de Nueva York era el primer perro en el país que había dado positivo al COVID-19, pero no identificó a los dueños.

La salud de Buddy se deterioró de manera constante después de que en abril presentara dificultades para respirar. Fue sacrificado el 11 de junio luego de que vomitara coágulos de sangre, dijeron los Mahoney a National Geographic.

Los registros médicos proporcionados por los Mahoneys, y revisados ​​para National Geographic por dos veterinarios que no estuvieron involucrados en su tratamiento, indican que Buddy probablemente tenía linfoma, un tipo de cáncer. Esto explicaría los síntomas que sufrió justo antes de su muerte. Los Mahoneys no supieron que el linfoma se consideraba como la causa probable de sus síntomas hasta el día de su muerte, cuando los resultados adicionales de los análisis de sangre lo confirmaron. No está claro si el cáncer lo hizo más susceptible a contraer el coronavirus, o si el virus fue responsable de alguno de sus síntomas, o si fue solo una coincidencia. La familia de Buddy, como miles de familias que se enfrentan a los efectos del coronavirus en todo el mundo, tiene muchas preguntas y pocas respuestas.

Un portavoz del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York informó que se habían hecho los arreglos para llevarse el cadáver del perro a fin de hacerle una necropsia, pero para cuando las instrucciones fueron compartidas con el veterinario, ya habían cremado a la mascota.

Una base de datos del Departamento de Agricultura sobre casos confirmados de coronavirus en animales en Estados Unidos incluye 12 perros, un tigre y un león. La agencia afirma que no tiene pruebas de que los animales tengan un papel importante en la propagación del coronavirus, pero al parecer las personas pueden transmitirlo a los animales en algunas situaciones.

Hasta ahora, la identidad de Buddy, los detalles de su caso y su muerte no eran públicos. Un comunicado de prensa emitido por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) a principios de junio reveló su ubicación general (Staten Island, Nueva York), su raza (pastor alemán), su probable fuente de transmisión (un propietario COVID positivo) y su estado (se espera recuperar). Los registros públicos de las pocas otras mascotas que dieron positivo en los EE. UU. Son igualmente escasos.