José Antonio Reyes conducía a 237 km/h cuando reventó una rueda

La colisión con los bloques de una obra y la alta velocidad del impacto ocasionaron que el coche saltara en llamas

Los primeros datos del accidente que se produjo a las 11:40 horas del sábado en el kilómetro 18 de la autovía A-376 en sentido Utrera, la localidad natal de José Antonio Reyes, dan luz a las causas del fatal desenlace que ha acabado con la vida del futbolista así como de Jonathan Reyes, y que aún mantiene herido de gravedad a otro primo.

El atestado de la Guardia Civil desvela que el coche en el que viajaban, un Mercedes Brabus S550 de 380cv, se salió de la calzada tras sufrir un reventón de una rueda cuando circulaba a 237 km/h.

El utrerano regresaba de la localidad extremeña de Almendralejo tras haber entrenado esa misma mañana con el Extremadura. Los expertos analizaron las huellas dejadas por el coche y la violencia del impacto para determinar la causa de los hechos en una vía en la que es 120 km/h la velocidad máxima permitida.

El informe lo ha adelantado ‘Mundo Deportivo’. La colisión con los bloques de una obra y la alta velocidad del impacto ocasionaron que el coche volcara a 200 metros y saltara en llamas, pudiendo salir con vida el tercer acompañante del mismo, Juan Antonio Calderón.

Según indican en el Informe, el jugador sevillano no había conducido dicho vehículo en varios meses, por lo que puede que la presión de las ruedas no fuera la adecuada.

Muere José Antonio Reyes y dos primos en un accidente de tráfico