Queman por primera vez en España un tumor de páncreas

Cirujanos del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona han logrado operar un cáncer de páncreas avanzado gracias a una nueva técnica

En el Hospital Vall’ d’Hebron de Barcelona han dado un salto en cuanto a la lucha contra el cáncer. Los cirujanos del hospital han logrado quemar un cáncer de páncreas avanzado, uno de los cánceres con peor pronóstico.

Esta operación se ha llevado a cabo mediante una técnica pionera que consiste en utilizar una aguja que pincha el tumor y que permite abrasar y destruir las células mediante calor.

Esta cirugía, utilizada por primera vez en España en este tipo de tumor, ha logrado operar a tres pacientes que sufrían de un tipo muy concreto de cáncer. Esta técnica, que aún está en proceso de ensayo clínico, introduce una aguja directamente en el escudo que protege el tumor y que permite abrasar y destruir las células mediante calor.

Esta operación se ha llevado a cabo mediante una técnica pionera que consiste en utilizar una aguja que pincha el tumor y que permite abrasar y destruir las células mediante calor.

Esta cirugía, utilizada por primera vez en España en este tipo de tumor, ha logrado operar a tres pacientes que sufrían de un tipo muy concreto de cáncer. Esta técnica, que aún está en proceso de ensayo clínico, introduce una aguja directamente en el escudo que protege el tumor y que permite abrasar y destruir las células mediante calor.

Elisabeth Pando, doctora del Servicio de Cirugía Hepatobiliopancreática y Trasplantes e investigadora, ha declarado que “este estudio va a demostrar si hay realmente beneficio con esta técnica en comparación con la quimioterapia».

Esta novedosa técnica tiene al Hospital Vall d’Hebron como único centro sanitario de España en este ensayo clínico, denominado PELICAN, en el que además participan 18 hospitales europeos.

El cáncer de páncreas, tercera causa de muerte por neoplasia en el mundo

Este tipo de cáncer es la tercera causa de muerte por neoplasia en todo el mundo, algunos médicos prevén que en 2019 será la segunda causa de muerte por cáncer. Por ello, Pando cree que esta medida es muy importante para todas las personas que tengan un tipo de cáncer inoperable: «se trata de ofrecer una alternativa o un tratamiento».

Pese a la buena noticia que supone este avance, Joaquim Blasells, jefe clínico de Cirugía Pancreática e investigación del grupo de Trasplantes Digestivos del VHIR, mantiene los pies en el suelo: «el estudio se encuentra en fase experimental y hay que esperar para obtener unos resultados definitivos».

De momento no todo el mundo puede someterse a este tipo de cirugía, por ello, el Vall d’Hebron eligió aleatoriamente a los pacientes que cumplían los requisitos médicos impuestos por los médicos para ser operados con esta nueva técnica.

María José, una de las pacientes que se sometió a la intervención el pasado mes de abril, dice sentirse “muy bien”, pese que se daba “unos seis meses” de vida así misma. Sin embargo, esta nueva cirugía ha logrado darle un nuevo hilo de esperanza tanto a María José como a los pacientes que pudieron operarse con la pionera técnica.