“La reina sabe desde hace mucho tiempo que el rey tenía devaneos y amoríos”

Pilar Urbano analiza en ‘Sálvame Deluxe’ la actualidad del rey emérito

De cuando en cuando ‘Sálvame Deluxe’ propone entrevistas de cierto alcance nacional fuera del género del periodismo estrictamente rosa. Y no lo suscribimos en detrimento de éste, ni mucho menos. Tan sólo con pretensión de puntualizar el hecho diferencial. Así sucedió este pasado sábado 1 de junio. Además durante los primeros minutos de programa: gesto muy de agradecer, dicho sea de pasada.

¿Quién fue la invitada de excepción? Pilar Urbano, una periodista y escritora cuyos libros no pasan en balde. ¿En base a qué tema de actualidad? Al rey emérito Juan Carlos. Ya sabemos la reciente noticia de su retirada de la vida pública. ¿Qué se esconde detrás de la jubilación del rey emérito? De entrada deja de desarrollar actividades institucionales. Nada más. ¡Y -caramba- nada menos!

Pedro Jota indico que era “un poco raro, de la noche a la mañana” esta dejación de Juan Carlos. Pilar Urbano se adelantó a pedir su renuncia al efecto hace unos meses. Parece que los medios de comunicación coinciden en decir que el rey Juan Carlos se retira para no perjudicar a la corona.

Alguien surgido de las cloacas del Estado podría estar moviendo los hilos. Otras personas, heridas “por el padre de Felipe”, como Corinna o Urdangarín, “podrían empezar un proceso judicial”. ¿Exagerado vaticinio?

Pilar Urbano asegura que “ya todo el mundo sabe que el rey y la reina no se hablan. Desde el 76 no viven juntos. Tan mala era la salud del matrimonio. Y tan buena era la salud de Juan Carlos. La reina sabe desde hace mucho tiempo que el rey tenía devaneos y amoríos. En 1956 parece que hay una paternidad no reconocida. Don Juan Carlos llegó pobre al trono y ahora podría tener dos mil millones de euros. Nos escandalizaríamos si supiéramos cómo ha ganado Juan Carlos su fortuna”.

Según la escritora, “ha sido el rey Felipe el que ha pedido a su padre que escriba la carta de renuncia (…) Letizia me gusta. A Juan Carlos no le gusta nada (…) El rey no necesita lo emolumentos de la Casa Real. Que se sepa la Reina no tendría fortuna. Ella vive mucho en Londres y habitualmente en Zarzuela. La Reina es fiel y leal. Nunca habla mal del rey en público. Tiene aficiones, cosa que no tiene el rey: por ejemplo le gusta la música pero a Juan Carlos le he visto bostezar en el Liceo de Barcelona. Don Juan Carlos le dijo a Rajoy que lo preparara todo porque se quería divorciar”.