Denuncian maltrato animal en el Mercado Medieval de Jerez

Interponen denuncia en Comisaría tras ver a suricatos amarrados, fotos con flash a halcones y búhos, una pitón en un alcorque de un árbol… 

La Alameda Vieja acoge durante el fin de semana un mercado medieval donde se llevan a cabo multitud de actividades y talleres, y en el que el Ayuntamiento de Jerez es colaborador y ha sido contratada la empresa Cabalbur. Un espectáculo que cuenta con más de 60 puestos dedicados a la artesanía y a la gastronomía. El mercado ha abierto hasta este domingo 2 de junio a las 23:00 horas, momento en el que se lleva a cabo un pasacalles y actividades por la plaza del Arenal, la calle Larga, y la Alameda Vieja.

Animalistas han denunciado en la Policía Nacional la exhibición de animales en condiciones inadecuadas y peligrosas para la salud y el bien de los mismos, haciendo hincapié en lo que la misma ordenanza municipal refiere a estos casos: «Ejercer la mendicidad valiéndose de ellos o imponerles la realización de comportamientos y actitudes ajenas e impropias de su condición que impliquen trato vejatorio», así como «emplear animales en exhibiciones, circos, publicidad, fiestas populares y otras actividades si ello supone para el animal sufrimientos, dolor o tratamientos antinaturales».

María Jiménez denuncia que «en el Mercado Medieval de Jerez se están exhibiendo aves de cetrería para hacerse selfies (con flash) a cambio de un donativo, una suricato amarrada todo el día, una pitón enorme metida en un cubo muy pequeño que sueltan en el suelo cerca de niños pequeños, y un cachorro de perro que apenas tiene la cuarentena. Más de 12 horas de trabajo sin parar para los animales».

Valoran esta exposición de los animales como «ilegal», relatando su visita el sábado por la noche al Mercado Medieval en la Alameda Vieja: «No había presencia policial en el lugar por lo que llamé al Seprona, el cual no trabajaba anoche, llamé a Policía Local y me dijeron que tenían permisos, y que no iban a mandar una patrulla para eso, por lo que acabé en comisaría de la Policía Nacional donde interpuse denuncia, pero advirtiéndome de que el proceso es largo y no intervendrían porque al día siguiente el mercado se acababa».

Publiée par María Jiménez González sur Dimanche 2 juin 2019

Manifiesta Jiménez que «la solución ahora está en que el Ayuntamiento de Jerez conozca lo que verdaderamente pasó y que jamás vuelva a dejar que esto ocurra. Que reconozca que falló en dar este permiso y ponga la solución pertinente».

Publiée par María Jiménez González sur Dimanche 2 juin 2019

En la denuncia en Comisaría, a la que ha tenido acceso elMIRA.es, la denunciante manifiesta que un perro de raza cruce pinche, con dos meses de vida, estaba siendo tocado por varios niños de entre dos a doce años de edad, así como por adultos, mientras gemía y temblaba, y que sus dueños solicitaba ndinero por hacerlo. Además, manifiesta que una serpiente pitón fue sacada de un cubo de basura negro y que fue depositada en el suelo para que los curiosos pudieran tocarla y cogerla para hacerse selfies.

También se percató en su visita de que una suricata estaba atada con una cadena de perro al cuello, una cadena bastante corta que hacía que este animal diera vueltas y vueltas sobre sí mismo. Y no olvida las aves de cetrería, que sirvieron para que las personas se realizaran fotos con ellos, algunas de las instantáneas con flash.

Para finalizar una publicación que se ha viralizado en redes, Jiménez destaca que «como ciudadana y amante de los animales además de activista, no voy a permitir que esto siga sucediendo y más incumpliendo una normativa. Y pido por favor a los demás ciudadanos que creen conciencia, y que sean activos legalmente, que acudan o llamen a las autoridades ante casos así, que juntos somos más fuertes. Y que los mercados medievales son preciosos en nuestra ciudad pero sin maltrato animal. Los animales son seres vivos que nos acompañan, no son objetos para nuestro entretenimiento ni mercancía para ganarnos la vida. Basta ya de maltrato animal».