La docencia online pretende el «aprovechamiento académico» del curso

El rector de la Universidad de Almería afirma que esta medida se emplea para que los estudiantes «no se vean perjudicados»

El rector de la Universidad de Almería (UAL), Carmelo Rodríguez, ha indicado este jueves que el acuerdo alcanzado entre el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, y los rectores de las diez universidades públicas andaluzas para mantener la docencia ‘on line’ ante la crisis sanitaria tiene como objetivo «el aprovechamiento del curso académico» y que los estudiantes «no se vean perjudicados».

La medida posibilitara «tener las reglas claras de qué va a ocurrir con la docencia hasta final de curso», ha explicado el rector de la institución almeriense, quien en declaraciones remitidas a los medios ha determinado que esta determinación de finalizar el curso de manera no presencial permitirá al profesorado adaptar definitivamente la metodología. «En la mejor de los posibilidades habría una o dos semanas de clase», ha sopesado.

Con esto, ha apuntado que se abre una nueva etapa en la que desde la Universidad se deberán estudiar las «medidas y procedimientos» que se articulan para solucionar algunos aspectos que no admiten la formación a distancia.

«La docencia práctica, fundamentalmente los laboratorios, o la salida del campus que no se puede hacer de manera no presencia, tendremos que estudiar las distintas posibilidades de evaluación», ha indicado el rector, quien aboga por mantener un sistema «tradicional» en los casos que las circunstancias lo permitan.

Tanto la Consejería como los rectores han reafirmado su voluntad de coordinación y su compromiso con adoptar las mejores soluciones posibles para garantizar el desarrollo académico del 2019-2020.

Advertisement

La Junta destaca que se han comprometido a preparar con la mayor celeridad posible un marco general de contingencia, que cada Universidad pueda adaptar posteriormente, para determinar la forma de proceder en cuanto a prácticas que no puedan desarrollarse en formato ‘on line’. Las universidades están trabajando ya en mecanismos de evaluación, guías docentes, adaptación del calendario académico y desarrollo de TFG y TFM.