Bares y restaurantes de Almería potencian el servicio a domicilio

Las redes sociales y el contacto directo mediante Whatsapp son unos de los principales escenarios en los que los hosteleros tratan de llegar a sus clientes

El cierre de los establecimientos hosteleros derivado de la crisis del Covid-19 ha llevado a varios bares y restaurantes a incorporar o potenciar el servicio de reparto a domicilio, especialmente para «mantener el contacto» con los clientes ya que la caída de la actividad no se muestra suficiente, en la mayoría de los casos, para mantener a pleno rendimiento el negocio.

El gerente del restaurante Entrevinos, David Giménez, ha indicado que desde la declaración del estado de alarma, que conllevó el cierre de los establecimientos hosteleros, ha comenzado a fomentar el servicio a domicilio entre sus clientes habituales, con los que contactan directamente para ofrecer diferentes platos.

«Hemos hecho una carta llevadera, con productos que no sea demasiado complicado encontrar, porque aunque no lo parezca sí hay un cierto desabastecimiento», ha indicado el gerente, quien ha especificado que entre los guisos y preparaciones siempre incluyen un plato de cuchara diario, además de solomillos, carnes a baja temperatura o sus tradicionales embutidos. «También hay gente que nos pide que les llevemos los cortes de carne para hacerlos en casa», ha detallado en declaraciones a Europa Press.

Las redes sociales y el contacto directo mediante Whatsapp son unos de los principales escenarios en los que los hosteleros tratan de llegar a sus clientes. El Rincón de Basi, que ya contaba con reparto a domicilio a través de distintas plataformas, ha incentivado la interacción con los usuarios al restaurante mediante un concurso en Facebook.

No obstante, incluso aquellos restaurantes que contaban con servicio a domicilio han notado en sus envíos el efecto del confinamiento. «La primera semana fue regular, pero parece que poco a poco la situación va mejorando», ha indicado Penélope Chico, quien aún así reconoce que se han visto obligados a realizar un ERTE al tener que cerrar el acceso al público en los tres restaurantes de la marca.

Advertisement

Otras iniciativas impulsadas por los hosteleros como alternativa al reparto a domicilio han sido la confección de bonos descuentos como los realizados por Taberna Nuestra Tierra, que a través de su campaña #SaveTheBares trata de hacer frente a la «difícil situación actual» que atraviesa la hostelería.

«Se pueden comprar ahora y consumir con un descuento cuando volvamos», ha explicado el gerente del local, Moisés Ferrón, quien mediante este sistema trata de estrechar las relaciones con la clientela mediante una «recompensa» al tiempo que se obtiene «algo de liquidez» para hacer frente a los pagos que no se posponen con el cierre del restaurante.

Ferrón ha manifestado su interés en que la iniciativa se amplíe a otros bares ubicados en las inmediaciones la calle Jovellanos, en el casco histórico de Almería, aunque de momento no ha habido nuevas adhesiones a la iniciativa, que arrancó hace una semana. «Seguro que sacamos algunas ideas más, esta ha tenido bastante aceptación», ha reconocido.