Almería priorizará el «superávit social» en las personas vulnerables, empleo y vivienda

«Tenemos un equipo de personas tanto jurídico como económico en relación con los servicios sociales que están preparando una batería de medidas», detalla el alcalde

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha señalado este jueves que espera contar a lo largo de la jornada con un «primer borrador» de las inversiones que el Consistorio realizará con el porcentaje de superávit que el Gobierno permite destinar a servicios sociales y promoción social, de modo que la apuesta municipal pasa por apoyar a las personas vulnerables, el empleo y la vivienda.

«Ahora mismo tenemos un equipo de personas tanto jurídico como económico en relación con los servicios sociales que están preparando una batería de medidas», ha detallado en declaraciones a Europa Press el primer edil almeriense, quien se ha mostrado partidario de «pensar bien» el destino de estas inversiones una vez que «lo urgente ya está puesto en marcha» a través los recursos activados par a las personas sin hogar así como la atención dispensada con la colaboración de Cáritas y Cruz Roja.

En este sentido, los equipos técnicos se afanan durante la jornada en concretar propuestas mediante consultas a la Administración central para determinar el encaje legal de las medidas, que estarán encaminadas a salvaguardar a la población en riesgo así como a la reactivación económica, con posibles «ayudas» a autónomos sin facturación y desempleados, así como al mantenimiento de la vivienda.

El regidor ha señalado que, según los primeros cálculos a partir de las restricciones señaladas por el Gobierno, serán unos 1,2 millones de euros los que el Ayuntamiento podrá destinar a este tipo de medidas, ya que los consistorios dispondrán del 20 por ciento del superávit una vez ejecutadas las inversiones financieramente sostenibles y las operaciones pendientes, entre las que, en el caso de Almería, se sitúa el pago de una de las sentencias por la expropiación de los suelos del Paseo Marítimo.

Reformular el presupuesto

Del mismo modo, las inversiones efectuadas hasta ahora a través de las transferencias de 110.000 euros realizadas a Cruz Roja y Cáritas, emanadas de las partidas de emergencia social del Área de Asuntos Sociales, conllevarán la reformulación del presupuesto municipal. Estas partidas «no se pueden quedar a cero en el primer mes de entrada en vigor del presupuesto», ha observado Fernández-Pacheco ante la reposición de dichas partidas.

Advertisement

El alcalde ha señalado que aunque el equipo de gobierno manejaba para este ejercicio inversiones para «muchos proyectos ilusionantes» de los que «hace ciudad» e implicaban «grandes infraestructuras», las circunstancias han hecho que cambien las prioridades. «La necesidad está ahora en la calle, con los comercios, las tiendas y los restaurantes que han cerrado, por ejemplo», ha indicado el regidor.

«Todas las áreas ya están estudiando las cuentas», ha añadido Fernández-Pacheco, quien también ha explicado que las subvenciones para la realización de actividades que no se van a poder celebrar también entrarán serán objeto de «replanteamiento». «Vamos a priorizar todo lo que redunde en puestos de trabajo», ha asegurado antes de precisar que la obra pública «dinamiza la economía».

El alcalde, quien ha percibido un cierto «endurecimiento del mensaje» por parte de la oposición en los últimos días pese a la colaboración de los grupos, ha destacado también las medidas de carácter económico para aplazar el pago de impuestos como el IBI, vehículos o vados, entre otros, al mes de julio, así como la devolución de tasas por la ocupación de la vía pública durante las semanas que dure el confinamiento.

Actuaciones en coordinación

El alcalde ha destacado algunas de las acciones que se han realizado desde los servicios municipales tanto en materia de higiene como de seguridad en coordinación con la Junta de Andalucía y del Gobierno, mediante un contacto diario con el subdelegado, así como otras iniciativas que han conllevado el equipamiento del centro Inturjoven del Gobierno andaluz para adecuarlo como residencia para personas sin hogar y complementar así la actividad del Centro Municipal de Acogida.

«En un primer momento hubo un efecto llamada, y aquello se sobrepasó, pero ahora la cosa está más tranquila», ha reconocido el regidor, quien ha contabilizado hasta 90 usuarios en este segundo espacio, donde existe «cierta rotación» y que ha albergado a usuarios procedentes de Níjar y el Ponente almeriense. «Se les ha ayudado a todos», ha dicho tras incidir en que otras administraciones «hagan lo mismo que ha hecho el Ayuntamiento de Almería».

Asimismo, se han realizado labores de desinfección en los entornos de centros de salud, farmacias, residencias de mayores o centros sociales por parte de los equipos municipales mientras que bomberos y Policía Local participan en labores de vigilancia en coordinación con el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como con Le Legión y la UME.

Ante la labor de los cuerpos, el alcalde ha confirmado que un agente de Policía Local se encuentra a la espera de recibir el alta tras su recuperación después de que semanas atrás diera positivo en la prueba de coronavirus, lo que conllevó su aislamiento y el de sus compañeros, quienes también fueron sometidos a las pruebas a las que dieron negativo.

«Donde hay un caso positivo habría que hacer la prueba a todos», han valorado el alcalde, quien cree que esta medida contribuiría a prevenir la expansión del virus especialmente entre las residencias de mayores. No obstante, pese al aumento de casos, Fernández-Pacheco se ha mostrado «razonablemente optimista» en cuanto a la evolución de positivos en Almería, donde ha destacado el confinamiento que realizan los ciudadanos.