Menores gaditanos aprenden a salvar vidas

Esta iniciativa parte de la premisa de que formar a la población en general en esta materia, así como en primeros auxilios

Profesionales del Servicio de Urgencias del Distrito de Atención Primaria Bahía de Cádiz-La Janda han impartido un taller teórico y práctico de soporte vital básico para estudiantes del Conservatorio Elemental de Música Santa Cecilia de Chiclana de la Frontera (Cádiz), en que también participaron docentes y personal administrativo.

Esta iniciativa parte de la premisa de que formar a la población en general en esta materia, así como en primeros auxilios, salva vidas, según ha informado a Europa Press la Delegación Territorial de Salud y Familias.

Los talleres de soporte vital básico aportan los conocimientos y las destrezas necesarias para poder realizar una primera atención de la parada cardiaca, del atragantamiento y de los accidentados hasta el momento de la llegada de los equipos especializados.

Asimismo, la iniciativa permite que el alumnado identifique una pérdida de conciencia, ausencia de respiración, parada cardiorrespiratoria, así como de alertar a los servicios de urgencias y emergencias a través del 112 ó 061, además de aplicar técnicas de reanimación cardiorrespiratoria básica, maniobras de desobstrucción de la vía aérea y controlar hemorragias.

Según los datos del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, los cinco minutos posteriores a una parada cardiorrespiratoria pueden resultar cruciales para el paciente, ya que en este tiempo la falta de oxígeno y sangre en el cerebro pueden causar daños irreversibles e incluso la muerte.

Por este motivo, es fundamental que, ante una situación de este tipo, la persona que tiene el contacto inicial con el afectado actúe de forma inmediata, alertando a los equipos de emergencias sanitarias y aplicando entre tanto técnicas de reanimación básicas, como la ventilación boca a boca y el masaje cardíaco externo, según ha señalado Salud.

Después de las explicaciones, los participantes en el taller pudieron poner en práctica lo aprendido con maniquíes, dirigidos por los profesionales de Urgencias del Distrito.