El Almería de Guti empieza a carburar

El conjunto almeriense asalta el Heliodoro Rodríguez López y suma su segunda victoria consecutiva

La UD Almería encadenó su segunda victoria consecutiva en la Liga tras superar a domicilio al Tenerife por 1-3, un resultado que fue corto porque el conjunto almeriense tuvo claras ocasiones como para haber aumentado su ventaja.

Los rojiblancos (de verde en el Heliodoro Rodríguez López) fueron valientes de inicio, salieron con descaro a por el triunfo y lograron su objetivo desplegando un juego inteligente durante todo el encuentro que les permitió tener las mejores oportunidades dentro de un partido eléctrico.

En la primera mitad Lazo fue protagonista para encarrilar la confrontación con dos goles en sendas acciones brillantes. Y es que el Almería sigue creciendo y por momentos desarrolló un fútbol de gran criterio y mucha calidad.

José María Gutiérrez, ‘Guti’, se decidió por colocar como pareja de pivotes a Sergio Aguza y César de la Hoz ante las ausencias de Petrovic, por sanción, y Valentín Vada, por lesión. Además situó a Maras como central, siendo estas las principales novedades con respecto a la jornada anterior.

La primera mitad fue “eléctrica” porque hubo alternativas, aunque era el Almería el que se mostraba superior con una defensa adelantada y presionando desde arriba a su rival. Además fue imponiéndose poco a poco con un buen fútbol.

En el minuto 10 José Corpas arrancó en un contragolpe y obligó al meta local a mandarla a córner. Estaba a punto de llegar la media hora del encuentro y una recuperación de Darwin en el centro del campo terminó con una arrancada de Lazo, quien, con un toque sutil, superaba a Ortolá.

El Almería mandaba, y además lo hacía con solvencia. Tanto fue así que no tardaría en ampliarse la ventaja. Fue de nuevo José Carlos Lazo el futbolista que inició la acción en el costado izquierdo y el que se encargaba de firmar el 0-2 tras asociarse en una pared con Juan Muñoz.

El conjunto de José María Gutiérrez, “Guti”, seguía teniendo llegada y aunque parecía que podría ahcer el 0-3, el marcador se puso con un 1-2 en una jugada con algo de fortuna del Tenerife. Borja Lasso remató de cabeza, la pelota dio en el larguero y acabó entrando.

En la segunda mitad se mantuvo el guion de los primeros cuarenta y cinco minutos. Los almerienses eran los que tenían más criterio y peligro ofensivo en el arranque. Darwin Núñez rozó el 1-3 tras un centro de Iván Martos. Sin embargo Ortolá hizo una meritoria intervención ante el atacante uruguayo.

Precisamente el arquero local fue el principal activo del Tenerife para evitar que el Almería lograra una ventaja aún mayor, debido a que poco después, en el minuto 58, volvió a ser clave para su equipo al imponerse entre Juan Muñoz y el gol. Además, el utrerano sí logró superar al meta unos instantes después, pero el esférico se fue al palo en un libre directo lanzado por el delantero. Darwin, de cabeza, tuvo una nueva oportunidad pero se fue ligeramente alto. El Almería podía hacer sentenciado.

No lo hizo y el partido se volvió a equilibrar, retornando las alternativas para ambos conjuntos, aunque sin que fuera necesaria la intervención de los porteros. En esa fase los rojiblancos estuvieron inteligentes para mantener la ventaja en un momento en el que los locales estaban intentando proponer mediante envíos más directos al área.

De todos modos, el juego práctico del conjunto almeriense terminó teniendo su recompensa con la llegada del 1-3 al filo del final del encuentro. En la acción, Chema vio la internada de su compañero Aguza, que lograba el tanto por abajo, y sentenciaba la confrontación.