Cinco hombres armados con pistolas asaltan una casa

Dispararon sin miramientos contra el propietario del domicilio

Diciembre ha nacido cargado de sucesos funestos. Con la violencia como principal protagonista troncal. Los Mossos d’Esquadra de la División de Investigación Criminal (DIC) han detenido a cinco hombres, de entre 20 y 45 años y de nacionalidades albanesa y bosnia, por haber disparado a un hombre, llegando a herirlo. Cinco contra uno. Los detenidos están vinculados a un grupo criminal dedicado al tráfico de drogas.

Cabe consignar que los hechos ocurrieron el 9 de septiembre, en torno a las 21.30 horas, en la urbanización Aiguaviva Parc de Vidreres (Girona). La narración de los hechos es clara: los hombres intentaron entrar en la casa de la víctima, pero finalmente no lo lograron y acto seguido comenzaron a disparar a diestro y siniestro, indiscriminadamente. Como consecuencia de ello, los Mossos los detuvieron el pasado martes, 26 de noviembre.

Hubo alguna falta de precisión en el plan trazado por los agresores. Y es que el grupo de delincuentes se presentó en la casa de la víctima, para situarlo en una sorpresa sin defensa alguna. Pero el propietario de la vivienda los sorprendió y los hombres, que iban armados, dispararon contra él. Inevitablemente lo hirieron. Según la versión de los Mossos, algunos de los asaltantes forman parte de un grupo criminal asentado a la localidad de Maçanet de la Selva (Girona) y vinculado con el tráfico de drogas.

Este entorno nunca ha pintado bien, en tanto todo parece indicar que el asalto al domicilio de Vidreres podría estar relacionado con una acción del grupo para controlar el tráfico de drogas en la zona. Punto negro en este capítulo oscuro.

Después del ataque, dotaciones de los Mossos d’Esquadra se desplazaron hasta el lugar de los hechos, donde encontraron a la víctima del tiroteo herida. Fue necesario que los servicios médicos trasladaran al hombre al hospital.

Se actuó entonces con diligencia. Las autoridades establecieron un operativo policial que permitió detener a cinco de los autores del tiroteo. Toda la acción sincronizada.

Ese mismo día, los agentes entraron y registraron las casas de los delincuentes, en Maçanet de la Selva, y encontraron un arma de fuego y otros indicios que los vinculan con el tiroteo. Las pruebas estrechaban el señalamiento de los culpables.

Los cinco arrestados pasaron el jueves 28 de noviembre a disposición judicial, y el juez decretó prisión para cuatro de ellos y libertad con cargos para el quinto. La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones. Punto y seguido para este caso que sin duda estremece.