En un sufrido ejercicio de resistencia, el Deportivo Alavés sumó un gran punto frente al FC Barcelona en Mendizorrotza. Con 10 hombres durante más de 20 minutos, el conjunto de Pablo Machín se hizo fuerte en defensa y un excelso Fernando Pacheco impidió que los blaugrana se llevaran los tres puntos de Vitoria-Gasteiz. Un gol de Griezmann al inicio de la segunda mitad parecía iniciar la remontada azulgrana en Vitoria pero la falta de acierto en los metros finales han impedido la victoria de los de Koeman que remataron un total de 25 veces. Con este empate, el conjunto culé firma su peor arranque en Liga en 18 temporadas.

Sorprendió Machín de inicio con la titularidad de Deyverson, que dejó en el banquillo a Lucas Pérez y Joselu. También con la presencia de Luis Rioja en el once. Precisamente, el sevillano fue protagonista en la primera mitad gracias a un incansable trabajo que tuvo la recompensa del gol en una presión que forzó el error entre Gerard Piqué y Neto. Rioja marcó a puerta vacía y puso por delante al Glorioso.

Empata Griezmann

El Barça salió a por todas al inicio de la reanudación. Lo hizo con tres caras nuevas sobre el césped: Pjanic, Pedri y Trincão entraron por Lenglet, Sergio y Dembélé, formación que ha reubicado a De Jong en la posición de central, como ya hizo contra la Juventus. El movimiento dio sus frutos porque el asedio al área local ha sido total y el empate se ha producido en el minuto 63, mediante Griezmann. Un minuto antes, el Alavés se había quedado con 10 por una doble amonestación de Jota Peleteiro.

Quedaba aproximadamente media hora para el final y el FC Barcelona continuó atacando sin freno. Ansu Fati, Messi, Pjanic, Piqué y también Dest -que ha entrado más adelante por Jordi Alba- estuvieron a punto de marcar. De hecho, Griezmann anotaría el segundo, pero su gol fue anulado por fuera de juego previo de Trincão. El partido se convirtió en los minutos finales en una sucesión de córners y remates a puerta.

Fue ahí cuando apareció un Pacheco salvador, que sumó hasta 7 paradas y se convirtió en el héroe local durante el tramo final del encuentro. El Barcelona lo intentó por bandas ante la maraña de defensores que fijó el Glorioso en su área, pero el partido no dio para más. Reparto de puntos en Mendizorrotza y premio a la gran resistencia albiazul.