Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 62 años de edad, como presunto autor de varios delitos de estafa denunciados en Sevilla por dos mujeres. En concreto lo conocieron a través de plataformas digitales y a las que, supuestamente, engañó para que le entregasen 3.000 y 3.500 euros. Se hacía pasar por Guardia Civil «para dar más credibilidad y seguridad».

El presunto autor de los hechos tenía varios perfiles en la redes sociales y se hacia pasar por Guardia Civil en Sevilla para dar más confianza a sus víctimas. Una vez conseguía citarse con ellas en centros comerciales y establecía una falsa relación sentimental, les proponía invertir en un negocio con una rentabilidad alta a corto plazo.

Conseguía que las víctimas accedieran a tal petición, detalla la Policía en un comunicado. Después de conseguir su propósito, cortaba la relación y todo contacto con las víctimas.

Las gestiones de investigación se iniciaron a raíz de las denuncias presentadas por dos mujeres el pasado mes de septiembre. En ellas se pudo determinar con rapidez la identidad del presunto estafador. La Policía continúa realizando indagaciones por si hubiera otras víctimas de hechos similares que no hayan denunciado.

Al detenido le constaban varias requisitorias judiciales así como antecedentes policiales. Los agentes del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Sevilla Este le arrestaron el pasado día 22 de septiembre y ha sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial.

Precedente en Tenerife

Hay que recordar que hace escasas fechas, la Policía Nacional detenía a un hombre de 62 años de edad, sin antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de usurpación de funciones públicas.

El arrestado se identificó a la víctima en el momento de la transacción, como Teniente de la Guardia Civil del Puesto del Puerto de la Cruz. Mostraba un carné profesional y una placa emblema para ganar su confianza y así llevarse el vehículo sin realizar el contrato de compra-venta.

Los hechos se desarrollaron a raíz de un aviso que la Policía Local hizo a la víctima, en el que le comunicaba la retirada al depósito municipal de un vehículo, que supuestamente, ya no era de su propiedad, porque dos meses antes, lo había traspasado a otra persona. Ante tal circunstancia, la víctima puso en conocimiento de la Policía Nacional los hechos acontecidos.

Además, manifestó que el individuo que le compró el vehículo se identificó como Teniente de la Guardia Civil, mostrando un carné profesional y una placa emblema. Lograba así la confianza de la víctima para llevarse el vehículo sin realizar el correspondiente contrato de compra-venta, bajo el compromiso de realizar el trámite del traspaso.

A través de las diferentes diligencias de investigación practicadas, se logró identificar, localizar y detener al autor de los hechos. En el momento de la detención los agentes extremaron las medidas de precaución, al haber obtenido previamente imágenes del autor vistiendo prendas de la Guardia Civil y portando armas de fuego. 

Cartera de cuero

En ese momento, se le intervino una cartera de cuero con un carné profesional con claras evidencias de ser falso y una placa emblema con la inscripción «Guardia Civil».

Asimismo, el detenido posteriormente prestó colaboración, solicitando a su pareja sentimental que hiciera entrega de un arma de fuego detonadora municionada. Además de otra de plástico simulando a una real, que guardaba en su domicilio.

El detenido, junto al atestado instruido por la Policía Nacional, fue puesto a disposición de las autoridades competentes.

Las actuaciones han sido realizadas por policías nacionales de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife.