Milagro del Cádiz en la Catedral. Los de Cervera consiguen aguantar con nueve jugadores y se traen una victoria importantísima de tierras vascas.

El Cádiz CF logró un milagro, un histórico triunfo en el Nuevo San Mamés ante el Athletic de Bilbao, lugar donde no había ganado en Liga, con tintes heroicos, ya que los amarillos jugaron toda la segunda mitad del partido en inferioridad numérica. Primero por la expulsión de Akapo y después con 9 por la doble amarilla de Negredo. El tanto del partido fue un autogol de Unai López. Un auténtico milagro del Cádiz.

Primeros compases sin avisos claros

Los primeros compases del duelo fueron alegres, ya que ambos equipos movían la pelota sin profundidad y apenas se llegaba a las áreas, aunque bien es cierto que eran los locales los que tenían más insistencia.

Una de las principales novedades del equipo amarillo fue la titularidad y el debut del portero argentino ‘Conan’ Ledesma, que tuvo un sustito antes de cumplirse el cuarto de hora de partido por un malentendido con Akapo que por poco no condicionó el partido en sus inicios.

Ocasión para Raúl García y respuesta de Iza

El Athletic tuvo su mejor acción de ataque en un disparo de Raúl García desde la frontal. El mediocentro, algo forzado en su remate, golpeó con el interior del pie y el balón se marchó fuera desviado. La respuesta cadista fue un centrochut por la derecha de Iza que no encontró rematador y fue blocado por el portero local.

Al filo del descanso hubo otra acción destacada en ataque para los bilbaínos con un remate de cabeza de Unai López tras falta sacada a balón pasado. Conan atajó sin problemas, pero lo reseñable de la acción es que el jugador local remató muy solo.

Los rojiblancos iniciaron el segundo acto igual que finalizaron el primero: con la posesión de balón. Pero en esos primeros compases llegó una jugada que marcó el resto del encuentro, ya que Akapo vio la segunda amarilla en el 47’ al llegar tarde en una disputa con Álvaro Martínez y dejó al Cádiz CF con diez.

El Choco pudo adelantar a los suyos

El delantero hondureño cazó un balón botando en la frontal tras un mal despeje de la zaga vizcaína y con empeine total sacó un zapatazo que obligó al meta local a emplearse a fondo para desviar el balón a córner.

El Cádiz se mostraba agresivo y no acusaba, durante ese tramo del encuentro el estar en inferioridad numérica pero indudablemente quedaban muchos minutos por delante y los cambios que estaba obligado a hacer Cervera se antojaban clave para el desenlace del encuentro.

¡Autogol de Unai y el Cádiz toma ventaja!

Los amarillos, que ya habían avisado, se adelantaron con una sensacional acción de ataque del Choco Lozano. El hondureño partió con velocidad desde la derecha para dar el pase de la muerte a Jens pero el balón fue interceptado por Unai López y la acción acabó en auto gol.

El partido se había puesto muy difícil a los locales y los de Garitano tenían claro que se tenían que ir al ataque. Así llegaron dos ocasiones claras que anunciaban un asedio sobre la portería de Ledesma. Primero fue Iñaki Williams de cabeza al palo y poco después Íñigo Martínez intentó sorprender al meta argentino que palmeó fuera. A renglón seguido Ledesma desvió otra ocasión de gol.

Expulsión de Negredo y los amarillos con 9 en el 70’ de partido.

El delantero vallecano entró en el terreno de juego en el minuto 60’ y en diez minutos vio dos amarillas. La primera por la disputa de un balón y en la segunda en una acción de ataque en la que finalizó con una caída en el área. El colegiado, presto y raudo, enseñó la segunda al interpretar piscinazo.

El Athletic, ansioso, acabó volcado y el Cádiz batalló todo

Los leones acabaron volcados. Era lógico, ya que jugaron más de 20 minutos con dos jugadores más pero los cadistas gestionaron de manera sensacional el juego, tanto con balón como sin él. Los locales insistían y los visitantes repelían. Así acabó el partido para felicidad cadista, todo un milagro.