Investigadores de distintos centros nacionales, coordinados por la profesora María del Carmen Durán; del departamento de Biomedicina, Biotecnología y Salud Pública de la Universidad de Cádiz (UCA), han puesto en marcha un estudio. El mismo tiene como objetivo determinar la incidencia de infección por Coronavirus entre los sanitarios.

Según ha explicado la UCA en una nota, este proyecto, que lleva por título ‘Impacto del SARS-COV-2 en los/as trabajadores/as de instituciones sanitarias asintomático o con síntomas leves. Identificación de nuevos biomarcadores y mecanismos patogénicos (IPSA-COVID19)’, busca alcanzar una mejor comprensión de los mecanismos involucrados en el desarrollo de esta patología; así como encontrar nuevas vías para su prevención, diagnóstico y tratamiento.

Así, se trata de «monitorizar la prevalencia de la infección por Coronavirus en los empleados de los servicios sanitarios; para así poder localizar posibles focos de infección y propagación».

De igual forma, los expertos identificarán «marcadores moleculares presentes en muestras biológicas que ayuden a detectar la infección por Covid-19 en la población asintomática«.

Además, según los propios investigadores, «se evaluarán los mecanismos de respuesta celular temprana frente al virus; para entender mejor la fisiopatología de esta infección y los efectos secundarios asociados».

Un proyecto de 12 meses

El proyecto abarca una duración de 12 meses. Asimismo, ha comenzado con la recopilación de datos clínicos de pacientes y de muestras biológicas; tanto en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo como en los Hospitales Universitarios Virgen del Rocío y Virgen Macarena de Sevilla y Hospital Universitario Puerta del Mar en Cádiz.

Tras ello, «se analizarán las muestras seleccionadas en la Unidad de Proteómica de la Universidad de Cádiz» para identificar marcadores moleculares asociados a la infección por el SARS-CoV-2.

En la última fase del estudio, los expertos esperan detectar los mecanismos de daño asociados a la infección por Coronavirus; así como analizar, interpretar y publicar los resultados obtenidos.

«Teniendo en cuenta nuestra experiencia en estudios celulares aplicados a distintas patologías, planteamos evaluar qué efecto pueden tener los factores presentes en la sangre de personas infectadas sobre distintos tipos celulares con los que trabajamos de forma rutinaria (células endoteliales progenitoras, a nivel vascular; progenitores neurales; o células renales)»; ha señalado María del Carmen Durán.

En este sentido, ha añadido que «se trata de entender la respuesta inicial de las células o tejidos a los factores diferenciales presentes en suero sanguíneo, como resultado de la infección».

Por ello, «y considerando la variedad de efectos secundarios que se están viendo, pensamos que sería un buen modelo para entender la respuesta de nuestras propias células y tejidos al virus».