Se intensifican los disturbios en Barcelona en la noche de jueves tras la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat de Cataluña. Insultos contra la libertad de prensa, lanzamientos de objetos a la policía y hasta la expulsión de periodistas, se han producido a primera hora de la concentración de CDR y fanáticos independentistas.

En las imágenes se puede ver como las autoridades se llevan al periodista de prensa nacional Cake Minuesa de la Plaza San Jaime. El MIRA está en directo desde la ciudad condal para contar todo lo que acontece tras comunicar el Tribunal Supremo la sentencia al Gobierno Catalán

Ya desde que se conoció la noticia, las calles de Barcelona fueron cortadas y se produjeron diversos incidentes; como el lanzamiento de cabezas de cochinillo a los Mossos de Escuadra, emulando el recibimiento en el Camp Nou a un recién fichado por el Real Madrid, Luis Figo.

Sentencia ratificada, Torra inhabilitado

Hay que recordar que el Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en la que se inhabilita de su cargo al presidente de la GeneralitatQuim Torra durante un año y medio.

La sentencia recoge que el presidente desobedeció las las órdenes de la Junta Electoral Central (JEC) de retirar los lazos amarillos de la fachada del Palau de la Generalitat durante la campaña de las elecciones generales del 2019. De este modo, Torra se convierte en el primer presidente catalán inhabilitado en el ejercicio del cargo desde la restauración de la democracia en España.

Así, tras dos años y cuatro meses en el cargo, Torra deja de ser presidente después de acceder al cargo en una investidura convulsa. El plan inicial de su formación era investir de nuevo a Carles Puigdemont como presidente.

Torra se convierte en el segundo presidente de la Generalitat inhabilitado en año y medio. Después de que el expresidente Artur Mas fuera inhabilitado el 5 de febrero de 2019, aunque por entonces no ocupaba el cargo, por impulsar la consulta ciudadana del 9 de noviembre de 2014; y el tercero consecutivo en acabar en los juzgados, tras el propio Mas y Puigdemont.

Torra no es libre de desobedecer a la justicia

En la resolución dada a conocer este lunes, el alto tribunal destaca que Torra es libre de hacer las manifestaciones y actos que reflejen su identidad política. Pero no de desobedecer al órgano constitucional encargado de la limpieza de los procesos electorales.

Por ello, confirma la inhabilitación y también la multa de 30.000 euros que inicialmente se le impuso por un delito de desobediencia cometido por autoridad o funcionario público. Considera que desobedeció de forma reiterada y contumaz las órdenes de la JEC para que retirase determinada simbología de edificios públicos dependientes de la Generalitat durante el proceso electoral, al estimar la Junta que vulneraban la neutralidad exigida a las administraciones públicas. procesos.