Bill Gates, millonario cofundador de Microsoft y reconocido filántropo con su Fundación Bill & Melinda Gates, es todo un experto sobre la pandemia del coronavirus.

En unas declaraciones que recoge el diario ‘Corriere della Sera’, Bill Gates advierte que para vencer al Covid-19 se necesita una vacuna «segura y eficaz» para todos. No obstante avisa de la soberbia de los países ricos, es decir, que se queden con los primeros millones de dosis de la vacuna dejando desabastecidos a los menos ricos.

«El mundo está en vísperas de un gran avance científico: con toda probabilidad. De hecho, quizás haya más de una. Gracias a este gran avance, el mundo finalmente tendrá la oportunidad de erradicar la amenaza de la pandemia», explica Bill Gates.

El poderío de los ricos frente a los pobres

La erradicación de la pandemia no será inmediata. Esto es lo que piensa el cofundador de Microsoft que sostiene que «es necesario asegurar que exista la capacidad real para producir miles de millones de dosis de la vacuna» para garantizar su distribución más justa.

«En este momento, la mayor parte de la producción de vacunas ya se destina a países más ricos. Pero, ¿qué pasará con los países de ingresos medios bajos? Tal como están las cosas, estos países podrán inmunizar, en el mejor de los casos, solo al 14 por ciento de su población», avisa Bill Gates.

Sobre el reparto de las vacunas contra el coronavirus Bill Gates insiste en el serio peligro de que los 50 países más ricos «tendrán disponibles los primeros 2.000 millones de dosis de la vacuna. En este escenario, el virus continuará propagándose sin control durante cuatro meses en tres cuartas partes del mundo. Y veremos duplicar el número de víctimas».

«Una catástrofe moral»

Si los países ricos se quedasen con la mayoría de las vacunas dejando desabastecidos a los paíeses menos pobres «sería una catástrofe moral. La vacuna convierte al Covid-19 en una enfermedad prevenible, y nadie tiene que morir de una enfermedad prevenible simplemente porque el país en el que vive no puede asegurar los suministros de vacunas necesarios».

«La única forma de eliminar la amenaza de esta enfermedad en un solo lugar es eliminarla en todos los lugares», sentenció Bill Gates.