Todas las claves para elegir el mejor perfume en cada ocasión

«Es importante que el look y la fragancia vayan en consonancia por la que existen diferentes tipos de aromas»

Preocuparse por las cuestiones estéticas es fundamental no solo por razones físicas sino también psicológicas, ya que cuidarse ayuda a reforzar la autoestima. Y uno de los aspectos que forma parte de estos cuidados consiste en utilizar perfumes o fragancias.

Las personas hemos buscado siempre la forma de vernos y oler mejor, por lo que han ido surgiendo todo tipos de productos cosméticos, entre los que se encuentran aquellos destinados a perfumarnos. A continuación, vamos a ver algunas cuestiones que deben tenerse en cuenta en relación a este tema.

¿Cuánto perfume tengo que echarme?

Es importante considerar la cantidad de perfume que se debe utilizar. La idea no es ni usar tan poca fragancia que prácticamente no huela, ni recargar el ambiente cayendo en el exceso. La mejor opción es disparar el perfume unas cuantas veces en el cuello y la ropa, sin exageraciones, o en las manos y luego colocarlo en las zonas clave. No obstante, esta técnica debe hacerse con suavidad y sin frotar mucho, porque se pierden los componentes especiales de la fragancia.

Igualmente hay que tener en cuenta que existen perfumes más fuertes que otros (tienes disponibles en Paco Perfumerías tanto unos tipos como otros). Esto debe ser tenido presente a la hora de aplicar mayor o menos cantidad. Con independencia de la ocasión, es importante oler bien siempre, aunque sea por propio placer, ya que esto mejor el ánimo considerablemente.

Busca una fragancia acorde a tu outfit

No obstante, es importante que el look y la fragancia vayan en consonancia, razón por la cual existen diferentes tipos de aromas. Por ejemplo, para uso diario o si se está en casa trabajando o con la familia, lo mejor es decantarse por un aroma suave y discreto, como por ejemplo fragancias florales y frescas.

Si se tiene una cena o una cita especial, sería recomendable utilizar algún tipo de perfume que llame un poco más la atención, pero sin llegar a exagerar. En estos momentos podemos atrevernos un poco más con la ropa y el maquillaje también.

A la hora de trabajar se aconseja utilizar una fragancia intermedia, que no sea demasiado discreta pero tampoco excesivamente fuerte. Los cítricos pueden ser una buena opción para estos días, y también en los fines de semana tranquilos en que se realicen actividades familiares. Si se presenta una jornada de trabajo larga, es fundamental quedarse con una fragancia duradera pero no densa.

Busca el perfume adecuado al momento del día y a la imagen que quieres dar

También es importante tener en consideración el momento del día, ya que en la noche se pueden utilizar perfumes más fuertes que a lo largo del día. Al margen de esto, no hay que olvidar que el objetivo no es solo oler bien, sino quedar en el recuerdo de las personas con las que se tiene algún tipo de relación. Razón por la cual, a la hora de elegir perfume hay que tener especial cuidado para proyectar aquello que realmente se desea.