La segunda tormenta de Cs Cádiz se lleva por delante a Domingo Villero

El ya ex portavoz naranja y también decano de Cogiti se marcha por desacuerdos con los aparatos del partido a todos los niveles

Hace unos meses, los dos concejales de Cs en Cádiz del pasado mandato corporativo, Juan Manuel Pérez Dorao y María Fernández-Trujillo, ofrecían una rueda de prensa anunciando su marcha del partido, pasando a concejales no adscritos y dejando al partido de Albert Rivera sin representantes en Cádiz. Fue precisamente la no designación de Pérez Dorao como candidato y colocar al outsider Domingo Villero al frente de la misma el gran detonante de esa traca.

Pues bien, apenas después de cuatro meses de funcionamiento del nuevo grupo municipal de Cs en Cádiz, el portavoz y que fuera candidato a la Alcaldía, al que muchos consideraban un «fichaje estrella», anuncia su dimisión de la Portavocía y el abandono de Cs pasando a concejal no adscrito. Segunda tormenta del partido naranja en pocos meses y que agita el tablero político gaditano.

La principal razón esgrimida por el también decano de Cogiti Cádiz es «que los intereses del partido y los de la ciudad de Cádiz se contradicen». Igualmente, Villero habla de «una amarga experiencia de desencuentros entre los aparatos local, provincial y nacional del partido».

Remata que el proyecto al que dio su apoyo «está desvirtuado» y enfatiza «que hay mucha gente cansada por ello». Villero mantendrá su acta como concejal por lo que Cs Cádiz pasa a tener dos concejales. Parece que a día de hoy, el proyecto de Cs está más que gafado en la capital y habrá que ver las consecuencias que se derivan de ello.