Rakitic vuelve a casa: el Sevilla FC anuncia su fichaje

El croata llega procedente del FC Barcelona seis años después y firma con la entidad de Nervión hasta 2022

Ya es oficial. Ivan Rakitic vuelve a casa. El Sevilla FC y el FC Barcelona han alcanzado un acuerdo para el traspaso del centrocampista. De esta forma el croata vivirá su segunda etapa como blanquirrojo tras pertenecer a la entidad entre enero de 2011 y junio de 2014.

El internacional, que ha disputado 105 encuentros con la selección balcánica, retorna a casa seis años después de su marcha a la entidad azulgrana, poco después de alzar la tercera Europa League en Turín, en 2014. Firma por las dos próximas temporadas, hasta el 30 de junio de 2022.

Tras su paso por Basilea y Schalke, Rakitic llegó a sevilla poco antes de cumplir los 23 años y pronto se hizo un sitio en el equipo. Aquella primera media temporada ya disputó 16 partidos y anotó cinco dianas, para asentarse ya en la siguiente, en la que participó en 36 de las 38 jornadas ligueras. La 12/13 fue la temporada de la reconfirmación, con 11 goles y 14 asistencias en 42 partidos.

Rakitic ya tenía galones y lucía el brazalete de capitán, lo que le permitió levantar al cielo turinés la Europa League en su último ejercicio de la primera etapa. 52 partidos oficiales, 15 goles y 18 asistencias para un futbolista que acabó llamando la atención del FC Barcelona.

Un camino triunfal en Barcelona

Ahora cierra capítulo en la ciudad condal, pero con nada menos que 16 títulos más en su palmarés. Seis temporadas que han dado para ganar una Copa de Europa, dos supercopas de Europa, cuatro ligas, cuatro copas del Rey, tres supercopas de España y dos mundiales de clubes.

Se marcha del Camp Nou después de firmar 310 partidos, 35 goles y 42 asistencias. Curiosamente, cifras muy parecidas a las que alcanzó en total como nervionense -32 tantos y 41 pases de gol- en poco menos de la mitad de encuentros -149-. Lo hace para volver a casa seis años después, con el peso de la madurez que dan sus 32 años pero con unos galones y una conciencia de lo que supone el Sevilla FC, que ya relucían antes de su marcha.