Autorizan la sustitución de los tirantes del puente del Centenario

El contrato de obras contempla un recrecimiento de los pilonos del puente para poder disponer los tirantes en el exterior del puente

El Consejo de Ministros ha autorizado este martes 1 de septiembre al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana a licitar por un presupuesto máximo de 106,5 millones de euros, IVA incluido.

El contrato correspondiente al proyecto de sustitución de los tirantes del puente del Centenario, que soporta el trazado de la ronda de circunvalación SE-30, incluyendo dicha actuación la ampliación de la capacidad de la infraestructura con un carril adicional, como ha informado la Administración central.

Según la Administración general del Estado, el proyecto de sustitución de los 88 tirantes del puente del Centenario permitirá rehabilitar la estructura del mismo, incorporándole unos nuevos tirantes de tecnología más moderna, de forma que se garantiza la seguridad de este puente construido entre 1989 y 1991, de cara a la exposición universal celebrada en Sevilla en 1992.

El contrato de obras a licitar contempla, principalmente, un recrecimiento de los pilonos del puente para poder disponer la nueva familia de tirantes en el exterior del tablero actual.

Además, se dispondrán una serie de costillas metálicas transversales bajo el tablero actual del tramo atirantado en las secciones de anclaje de tirantes. En el extremo de estas costillas se anclarán los nuevos tirantes.

Las vigas longitudinales de borde del tablero actual se apoyan sobre las costillas transmitiendo las cargas verticales que actúan sobre el tablero.

La transmisión de la componente longitudinal de los tirantes a las vigas artesa del tablero actual se resolverá, de otro lado, mediante una celosía metálica formada por sendos planos de diagonales exteriores y montantes transversales interiores.

De esta forma se garantiza la conexión al tablero actual y el funcionamiento estructural conjunto del puente.

Un carril más

Por último, y una vez dispuesta la nueva familia de tirantes en relevo de los actuales, se procederá a retirar estos últimos, liberando así el espacio que ocupan los mismos, lo que permitirá un mejor aprovechamiento de la plataforma actual y adoptar una configuración final de tres carriles por sentido en toda la longitud del puente.

El funcionamiento de este puente con dos carriles por sentido y uno central de carácter reversible confiere a este punto del trazado de la autovía SE-30 un papel de cuello de botella, toda vez que este puente soporta el tránsito de unos 100.000 vehículos al día.

Durante la fase de obras, en la que será necesario reducir los carriles en servicio a cuatro, eliminando el carril reversible, se ha previsto descargar de tráfico el puente del Centenario mediante un desvío alternativo a través de viario del Puerto de Sevilla y puentes móviles sobre la Esclusa Puerta del Mar.

Con relación a esta iniciativa, por cierto, hace ya unos dos años se anunciaba que el Ministerio estudiaría la posibilidad de ampliar la propia plataforma de circulación del puente, para incrementar aún más su capacidad de absorción de tráfico rodado, una iniciativa adicional a la que ahora acaba de cosechar la aprobación de su licitación.