Andalucía elimina las barras libres en la bodas

El Consejo de Gobierno andaluz ha aprobado una nueva batería de medidas ante las actuales circunstancias epidemiológicas

Andalucía elimina las barras libres en las bodas. El Consejo de Gobierno andaluz ha aprobado una nueva batería de medidas ante las actuales circunstancias epidemiológicas y con el objetivo de reducir los riesgos de contagio y transmisión del Coronavirus, entre las que figuran una reducción del aforo máximo para bodas y eventos similares.

Así lo ha avanzado el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo, en la que ha comparecido junto al titular de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

Esta nueva normativa modifica en parte la Orden del 19 de junio de medidas preventivas en materia de salud pública, y se centra en la apertura de playas, gestión en residencias de mayores, centros de día, celebraciones de eventos y actividades de tiempo libre y animación.

Bendodo ha explicado que estas nuevas medidas se toman tras la última autoevaluación de la situación del coronavirus en Andalucía realizada hasta ahora por el comité técnico médico que asesora a la Junta y que se reunió la semana pasada, y con el fin de que «la pandemia evolucione en Andalucía mejor que en el resto de España», como, según ha defendido, está ocurriendo hasta ahora.

Situación epidemiológica controlada

En esa línea, el consejero portavoz ha querido subrayar que «la situación de Andalucía sigue dentro de los márgenes de control», y aunque aumentan los casos de contagio, la comunidad está «muy por debajo de la media española» en lo que a incidencia del virus se refiere.

Por otro lado, en la celebración de bodas «o similares» se va a reducir de 300 a 150 el número máximo de personas asistentes cuando se celebren en espacios al aire libre, y de 250 a 100 cuando sean en espacios cerrados.

Además, en estas celebraciones no se podrá realizar barra libre y «todo el mundo tendrá que estar sentado en mesas de hasta diez personas como máximo», así como tendrán que terminar como muy tarde a la 1,00 hora de la madrugada.

De esta manera, la nueva modificación de la orden recoge cambios en el área de hostelería y celebración de eventos.

Establece que los salones de celebraciones tendrán un máximo del 75% del aforo, con celebraciones que no superarán las 150 personas al aire libre y 100 en espacios cerrados y que deben cumplir con los horarios previstos para hostelería.

Eventos masivos

De igual modo, podrán celebrarse congresos, encuentros, reuniones de negocio, conferencias, ferias comerciales y otros eventos sin superar el 75% del aforo y manteniendo la distancia interpersonal establecida, el uso de mascarilla y la estricta higiene de manos.

Estos eventos podrán realizar su actividad hasta la 1,00 hora de la madrugada, y la ocupación máxima será de diez personas por mesa o agrupación de mesas.

En los eventos multitudinarios que se celebren en espacios cerrados y concentren a más de 200 personas, o 300 personas si son al aire libre, se deberá realizar previamente una evaluación del riesgo por parte de la autoridad sanitaria, según ha indicado Bendodo.