La promoción de un restaurante provoca 700 intoxicados y un niño muerto

Los empleados preparaban la comida en condiciones poco saludables

A veces, la mayor de las veces, lo barato sale caro. En ocasiones hasta límites que afectan a la propia salud. Una promoción de un restaurante acabó con 700 personas intoxicadas que tuvieron que ser hospitalizadas. 700 es un número muy elevado de personas.

Pero es más -y para mal-: entre éstas un niño de 5 años que murió después de consumir comida en mal estado. El restaurante en cuestión -el restaurante de esta fatalidad- estaba en la ciudad de Ain al Basha, en las afueras de la capital de Jordania, Ammán.

Sucedió una auténtica tragedia. El establecimiento ofrecía una promoción especial de descuento, motivo por el cual los clientes acudieron en masa. Era un descuento muy llamativo. Un descuento gancho. Un descuento al que nadie podía negarse.

Una evidencia rotunda: la investigación permitió averiguar que todos los intoxicados habían comido shawarmas, un plato típico preparado a base de carne y vegetales y que se cocinó con alimentos que no cumplían las medidas sanitarias.

El ministerio de Salud de Jordania informó el pasado martes día 28 que en un día un total de 700 personas fueron al hospital, todas ellas presentaban los mismos síntomas.

Advertisement

No era casualidad. Todas provenían del mismo lugar. Todas habían hecho lo mismo: ingerir alimentos en mal estado. Todas habían sucumbido a una oferta que llamaba mucho la atención.

«La mayoría de los intoxicados se encuentran fuera de peligro, pero hay cuatro personas que presentaron cuadros más críticos y tuvieron que ser ingresadas en la UCI», han explicado fuentes del ministerio.

La peor de las consecuencias: entre los clientes más graves había un niño de 5 años que murió a causa de la intoxicación. Las pruebas que se realizaron en el restaurante revelaron que la unidad de refrigeración del establecimiento estaba «fuera de servicio».

Asimismo que los empleados preparaban la comida «en unas condiciones poco saludables y sin cumplir con los procedimientos sanitarios establecidos», han asegurado las autoridades sanitarias. Como cabe pensar, el restaurante donde se originó la intoxicación masiva se cerró por orden del ministerio de Salud.