Pillados con casi 300 plantas de marihuana en una vivienda de Roquetas

La Guardia Civil fue alertada por los vecinos de la dificultad de residir en el vecindario debido al fuerte y característico olor que desprende el cultivo

La Guardia Civil ha detenido a dos personas de 30 y 54 años de edad como presuntos autores de los delitos contra la salud pública y defraudación al fluido eléctrico e hídrico, tras localizar un cultivo de 297 plantas de marihuana en una vivienda del municipio almeriense de Roquetas de Mar.

Según informa el Instituto Armado en un comunicado, la denominada operación ‘Caprinas’ se inició a raíz de diferentes llamadas telefónicas de vecinos de la zona, alertando de la dificultad de residir en el vecindario debido al fuerte y característico olor que desprende el cultivo y secado de este tipo de sustancia.

Los agentes localizaron el lugar exacto del cultivo en una vivienda habitada y a escasos 50 metros de un colegio de educación Infantil y Primaria, en cuyo registro se halla un cultivo in door de marihuana, interviniendo 297 plantas.

Junto a ello, se encontraron cinco compresores y splits, dos aparatos de aire acondicionado, 41 balastros, 41 reflectores, 90 lámparas de 600W, ocho ventiladores, cuatro extractores, dos filtros, un aparato de ósmosis de agua, una balanza, cinco cuadros eléctricos, un deshumidificador y un altavoz reproduciendo música para incrementar el rendimiento de las plantas según creencia de sus responsables.

En el registro se procede a una primera detención, y los agentes se percatan de que otra persona se encuentra observando la zona desde la distancia en el interior de un vehículo, donde se le localiza con las llaves del domicilio donde se encuentra la plantación, 72 litros de fertilizante en diferentes garrafas y 285 euros en billetes, por lo que se procede también a su detención.

En colaboración con la Guardia Civil, técnicos de Endesa e Hidralia han neutralizado un enganche ilegal a la red de fluido eléctrico y otro a la red hídrica.

Se da la circunstancia de que, en la misma vivienda, se desmanteló en 2018 otro cultivo de más de 500 plantas de marihuana y 4,9 kilogramos de cogollos.

Las diligencias se han puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 6 de Roquetas.