Irene Montero reconoce un solo día después del 8-M «que lo sabían»

La ministra de Igualdad, a una periodista de ETB: «Pues tía, creo que al coronavirus […] No lo voy a decir pues porque no lo voy a decir»

La ministra de Igualdad, Irene Montero, reconoció horas después del 8M que la bajada de participantes este año se había debido al coronavirus y además le confesó a la periodista de ETB que le acompañaba que no lo iba a decir: «Pues tía, creo que al coronavirus (…) No lo voy a decir porque no lo voy a decir»

El vídeo forma parte del material bruto de la entrevista que la ETB distribuyó al resto de cadenas de la Forta.

La ministra de Igualdad reconoce así al riesgo de contagio por coronavirus en nuestro país ese mismo domingo, en el que el Gobierno llamó a la movilización masiva en las calles por el 8-M, y permitió un mitin multitudinario de Vox en Vistalegre, un concierto de la Pantoja o eventos deportivos de todo tipo en todo el territorio nacional.

En el vídeo puede verse a la titular de Igualdad charlando con la periodista, que le pregunta sobre las manifestaciones del 8 de marzo. «Como siempre, priorizar la salud pública, no tomar decisiones por el sentimiento este de pánico generalizado que ya hay», apunta Montero, que reconoce que «la capacidad de control» del virus de otros países europeos que estaban tomando medidas «superdrásticas» era «muy limitada».

«En verdad creo que sí. La cosa es si tiene síntomas no te muevas mucho (…) Es que esto es ya cierre del Ministerio. Porque la gente todo el rato: ‘¡Un beso ministra!’ ‘¡Bueno dicen del coronavirus pero da igual, muac muac!’ Y con la niña: ‘Hola, bonita, como estás’… Y es como, la mano no justo la mano no», contaba.

Las palabras de la ministra salen a la luz una semana después de que se publicase el informe realizado por la Guardia Civil por encargo de la juez Carmen Rodríguez-Medel en el marco de la investigación contra el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por la autorización de la marcha del 8-M.

El mismo concluye que a partir del pasado 5 de marzo «no se debería haber realizado ninguna manifestación/concentración de personas en la Comunidad de Madrid con motivo de la crisis sanitaria del covid-19».

En el documento, de 83 páginas, también se afirma que a partir de la mencionada fecha tampoco se deberían haber celebrado unas y cancelado otras, «como al final terminó ocurriendo», en referencia a la convocatoria de la marcha por el Día de la Mujer en Madrid mientras se suspendía un congreso evangélico en la ciudad.

La ministra de Igualdad, Irene Montero (centro), en la manifestación del 8M (Día Internacional de la Mujer), en Madrid a 8 de marzo de 2020. – JESÚS HELLÍN – EUROPA PRESS

El Gobierno cifró en 600.979 los asistentes a las diferentes manifestaciones que se celebraron el 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer en todo el país, a excepción de Cataluña, que no facilitó al Ejecutivo datos sobre esta materia.