Pedro Sánchez, presidente de España con el voto de independentistas y Bildu

El líder socialista logra el apoyo de 180 diputados de 23 partidos diferentes en el Congreso de los Diputados

Culminada la moción de censura a Mariano Rajoy, la segunda en esta legislatura tras la fallida de Pablo Iglesias, y la cuarta de la historia, tras las presentadas en contra de Adolfo Suárez y de Felipe González. Pedro Sánchez ya es presidente del Gobierno de España desde las 11:31 horas de la mañana del viernes 1 de junio al alcanzar 176 votos necesarios de los 180 finales alcanzados.

El líder socialista ha logrado el apoyo de 180 diputados de 23 partidos diferentes en el Congreso de los Diputados, incluido Podemos, Bildu, partido cercano a ETA y sus confluencias, y los grupos independentistas de PdCat y ERC, lo que ha creado gran controversia. Se desconocen las promesas realizadas a los grupos políticos para lograr el voto favorable de sus señorías. No se ha hecho pública ninguna premisa.

Tras consumarse la victoria, Pedro Sánchez ha sido aclamado con gritos de «Sí se puede, sí se puede», el lema de Podemos, el cual ha sido coreado por la formación morada junto a diputados socialistas. Han sido aplaudidos por Pedro Sánchez, quien se ha abrazado con el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El Partido Popular ha contado por su parte con el respaldo de los partidos constitucionalistas, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria, quienes han criticado duramente que Pedro Sánchez se haga con la presidencia siendo apoyado por partidos que buscan romper España.

Mariano Rajoy se ha despedido dando las gracias a todos los españoles por haber depositado su confianza en él: “Aceptaré como demócrata el resultado de la situación, pero no puedo compartir lo que se ha hecho”, manifestando que “ha sido un honor ser presidente del Gobierno y dejar una España mejor de la que encontré”.

El PSOE no va a vetar ni a presentar ninguna enmienda parcial a los Presupuestos Generales del Estado en su trámite en el Senado, después del anuncio del nuevo presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, de que asume las cuentas del Ejecutivo saliente.

La única posibilidad de que los Presupuestos sufran algún sobresalto es que el PP utilice su mayoría en el Senado para cambiarlos, por ejemplo, para retirar partidas pactadas con los que fueron sus socios presupuestarios como el PNV.

Cualquier modificación volvería después al Congreso, como ocurre con las enmiendas a cualquier ley que introduce la Cámara Alta, y podrían ser rechazadas, es decir, volver al texto original que aprobó el Congreso, pero sin el apoyo ya del PP se tendría que reunir una nueva mayoría, en teoría, la que ha apoyado la moción de censura.

Si no hay cambios de ningún tipo, el Senado tiene previsto aprobar los Presupuestos del Estado en el Pleno que comenzará el día 19 de junio; la votación final podría tener lugar el 20 o el 21 de junio, momento en el que las cuentas saldrían hacia el BOE para su publicación y entrada en vigor.