Reencontrarse con el barrio de toda la vida con una vivienda nueva

La rehabilitación que la Junta ejecuta en su parque residencial mejora la calidad de vida de miles de familias andaluzas

Once familias gaditanas disfrutan desde hace unos meses de sus nuevas viviendas, rehabilitadas por la Junta de Andalucía en la finca ubicada en los números 1 y 3 de la calle Troilo (hoy Teniente Andújar, 29), en el corazón del barrio de Santa María, uno de los más antiguos y populares de Cádiz.

No paran de contar a quien quiera escucharlo que están encantados con el cambio, que les ha permitido volver a su barrio de toda la vida y además, disfrutar de una vivienda nueva en lo que hasta hace unos años fue una finca con infraviviendas.

«He pasado toda mi vida aquí, en este barrio de Santa María al que he vuelto ahora, pero donde ha cambiado todo, porque la Junta de Andalucía está haciendo muchas obras de rehabilitación con unas calidades inmejorables», dice uno de los afortunados residentes.

También se siente afortunada, y así lo dice abiertamente, otra vecina a quien le encanta su casa, porque «antes vivía en otra finca, en un segundo piso interior, sin apenas luz ni ventilación, y por eso venir aquí para mí ha sido un gustazo».

El mismo agradecimiento expresa otra vecina, de las que han retornado a la finca, donde «se criaron mis cuatro hijos, que salieron de esta casa para casarse».

En todos los casos se trata de familias con ingresos limitados y demandantes de viviendas que anteriormente habitaban inmuebles con grandes carencias, deteriorados y en algunos casos, en situación de hacinamiento; familias que hoy cuidan con mimo sus nuevas viviendas, agradecidas, entusiasmadas y en perfecta convivencia con sus convecinos.

Es sólo un ejemplo de la política de rehabilitación que ejecuta la Junta de Andalucía en su parque de vivienda en alquiler, a través de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio y de AVRA, la agencia que se ocupa de desarrollar las estrategias que marca el Gobierno de Andalucía en materia de vivienda.

Ese estado de satisfacción que comparten las familias que ahora residen en la calle Troilo, con rentas de alquiler asequibles, es consecuencia de una intervención de remodelación integral a la que ha sido sometido el edificio, una antigua «casa de indianos» que posteriormente se convirtió en casa de vecinos, la cual estuvo habitada por familias con bajos ingresos económicos y que sufrió un fuerte deterioro con el paso del tiempo, la falta de mantenimiento y su saturación.

La intervención en Troilo, cofinanciada con fondos FEDER por la Administración autonómica y por el Gobierno de España, ha supuesto un cambio importante en la vida de quienes hoy residen en el edificio. Seis de las familias eran originarias de esta finca, a la que han vuelto con enorme alegría tras permanecer realojadas en otras viviendas durante el periodo de ejecución de las obras.

Las otras cinco familias han sido trasladadas aquí desde otras viviendas del parque público residencial en Cádiz, porque su situación familiar o personal ha cambiado y ahora tienen otras necesidades que quedan atendidas en las viviendas de la finca de la calle Troilo.

Viviendas confortables y con calidades excepcionales

Con la remodelación integral de Troilo 1 y 3, la Junta ha conseguido mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas y, consecuentemente, el bienestar y la calidad de vida de sus moradores, gracias a su funcionalidad, diseño, confort y un nivel de calidad perfectamente equiparable con cualquier vivienda de renta libre.

Entre otros aspectos, cabe destacar la instalación de paneles de energía solar como medida de eficiencia energética y la mejora de la accesibilidad a las zonas comunes mediante rampas, así como el montaje de un ascensor para permitir el tránsito de los vecinos que habitan en las plantas más altas sin ningún tipo de barrera arquitectónica.

Al tiempo en que se han introducido componentes innovadores, también se han conservado determinados elementos protegidos del edificio que ayudan a mantener su identidad, tales como las fachadas, los muros de carga, el patio central y las galerías que rodean la finca, así como cuatro aljibes que han sido localizados durante la intervención arqueológica y recuperados, reforzándose con ello el valor patrimonial del inmueble.

Por otra parte, la presencia de la Junta de Andalucía y su empeño en la recuperación del patrimonio residencial en los barrios más populares está contribuyendo a la dinamización social, cultural y económica de estos entornos y de los cascos antiguos, haciéndolos más habitables, frenando la salida de su población originaria y repoblándolos y rejuveneciéndolos con la llegada de nuevas familias al vecindario.

La rehabilitación de Troilo 1 y 3, ahora Teniente Andújar 29, es la obra de mayor envergadura que se ha ejecutado en el Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) del Casco Histórico de Cádiz, una de las diez áreas declaradas actualmente en toda Andalucía. En esta intervención se ha invertido algo más de 1,1 millones de euros.

Por la mejora de la calidad de vida de casi 1.400 familias andaluzas

Durante la presente legislatura, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio contempla actuaciones en las Áreas de Regeneración y Renovación Urbanas para el mantenimiento y recuperación del patrimonio residencial, que van a repercutir en la mejora de las condiciones de vida de 1.372 familias andaluzas. La inversión asociada a estas intervenciones se aproxima a los 36,5 millones de euros.

Esas 10 áreas están repartidas por distintas provincias. Se trata de las ARRU de El Puche y La Chanca, en Almería; Casco Histórico de Cádiz y San Mateo y Santiago, en Jerez de la Frontera; Polígono Guadalquivir, en Córdoba; la barriada Almanjáyar en Granada; Huerta Carrasco, en el municipio granadino de Motril; el Centro Histórico de Málaga, y en Sevilla, el Polígono Sur y el Casco Norte, ambas ARRU en la capital.

La Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), titular de un parque público en alquiler del que forman parte casi 50.000 viviendas repartidas en 513 municipios, destinará este año a la rehabilitación, mantenimiento y conservación de esos edificios unos 23,2 millones de euros, a través de los distintos programas de intervención.

De ese montante, 1,6 millones de euros se invertirán en la mejora de la accesibilidad; 3,3 millones de euros se reservan para obras menores en viviendas; 9,2 millones de euros irán destinados a intervenciones para hacer los edificios más eficientes desde el punto de vista energético, y otros 7,5 millones de euros serán para intervenciones en las Áreas de Regeneración y Renovación Urbana y Rural de toda Andalucía (ARRUR).

Y con el mismo fin social que persigue la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio en cada una de sus actuaciones en materia de vivienda, siempre destinadas a las familias andaluzas más vulnerables, con la ejecución de los trabajos también pretende promover la inclusión social y luchar contra la pobreza y cualquier forma de discriminación.

Éste es uno de los ejes prioritarios del Programa Operativo FEDER Andalucía (2014-2020) por el que se financian las intervenciones. Por ello, en cada obra se está promoviendo la contratación de personas con especiales dificultades de inserción en el mercado laboral, concretamente con discapacidad o en situación o riesgo de exclusión social, estableciéndose un10% del número total de horas de trabajo a este sector de población.